Su privilegiada ubicación geográfica, en el sur de Europa, en el verde norte de España y junto a Francia, y su pequeña dimensión, donde todo está cerca, convierten al País Vasco en un destino turístico completo durante todo el año.

Euskadi es un destino de gastronomía para saborear tanto en los recorridos por sus tres capitales como en sus pueblos de costa o interior, donde se puede practicar el turismo rural de naturaleza o aventura. En todos ellos se aúna su cultura milenaria con las tendencias más vanguardistas e innovadoras.